El tema de la segunda carta de Freire a quienes deseen ser maestros está centrada en el miedo . La carta titula No permita que el miedo a la dificultad lo paralice. A lo largo de la vida, como sujetos, enfrentamos lo difícil y el miedo que provoca. La propuesta del autor es enfrentar dicho miedo mediante el estudio.

Ya en la carta anterior Freire había abordado el tema del estudio. En esta ocasión vuelve a relacionar el estudio con el proceso de lectura.  Menciona la importancia de la disciplina requerida para superar el miedo y la necesidad de la disciplina como condición fundamental de quien desee superar el miedo a la no comprensión.

Consultar otros textos, manifestar la comprensión cuando esta se dé, retener la imaginación, y ser conscientes de la curiosidad epistemológica son aspectos que quien tiene miedo por lo desconocido debe aplicar. Estudiar no radica en recibir y guardar información, sino que se requiere una condición critica del acto de estudiar. Esta condición crítica implica ir más allá, profundizar sobre lo leído, concentrarse en lo que es realmente importante.

Junto al proceso de estudio personal se realiza un proceso de estudio y lectura comunitaria: hablar con otros sobre lo leído se convierte en una herramienta y un espacio de estudio y aprendizaje; otro elemento que hace parte de esa lectura comunitaria tiene que ver con la lectura del contexto, del ambiente, del mundo.

El miedo ante lo desconocido se supera mediante la lectura consciente, aplicando una serie de pasos que buscan aprender mediante la lectura. El ser humano, curioso por naturaleza, responde a sus preguntas, mejora como sujeto, y crea nuevo conocimiento en la medida en que logra aprender.

Las orientaciones de Freire son útiles para solventar el miedo impuesto por la educación tradicional luego que un estudiante pierde el gusto por el aprendizaje y contrario a ello solo siente miedo frente al hecho de aprender. Leer para responder sus preguntas, para alimentar la curiosidad, para generar nuevo productor es una herramienta para aprender.

John Anzola

Enero 2020


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *