El conocimiento está fuera del aula.

En las aulas puede que esté la información, pero fuera de ella está el conocimiento. Nunca he visto que un estudiante lleve al colegio una bicicleta para que le enseñen a montar cicla, como decimos en Bogotá.

No se aprende leyendo manuales sobre qué es una bicicleta, o cómo funciona la cadena, los cambios, o el freno. Tampoco se aprende en los libros cómo funciona el freno de coaster, la que se frena con los pedales. Se aprende en la calle.

Quienes han aprendido a montar en bicicleta sabrán que se aprende montando, cayéndose, yendose de lado hasta encontrar el piso. Se aprende en la práctica, en escuchar el consejo de quien ya aprendió, en pedalear rápido hasta lograr el punto de equilibrio. Cuando se aprende, la información se convierte en conocimiento, y se usa para algo práctico.

El tema de la clase era: identidad institucional. Lo que indicaba el parcelador era que el profesor debía explicar la misión, visión, filosofía, valores, y demás elementos que hacen parte de la identidad institucional. Pensé en cómo sacar esto del aula y convertirlo en realidad. El resultado fue unos videos que comparto.

La idea motivadora fue: Areandina es una chimba. Sé que la palabra chimba puede contener un significado poco académico, pero es una de las palabras que hacen parte de la jerga de los estudiantes: la película fue una chimba, los zapatos son una chimba, andar con tal persona es una chimba. Se pasa bien, es agradable. Gusta.

En equipos los estudiantes salieron del salón y tuvieron 30 minutos para grabar un video en donde dijeran por qué Areandina era una chimba. Todo se valía.

 

 

Claro, cuando regresamos al salón mencioné cuales eran los elementos que le daban identidad a Areandina, pero estoy seguro que muchos de ellos recordarán más el ejercicio de grabarse, de verse, de trabajar en equipo, de construir con otros, de aprender, en torno a su universidad. Eso también da identidad.

Falta nos hace que los estudiantes realmente aprendan. Falta nos hace convertir la información en conocimiento, y permitir que los estudiantes aprendan fuera del aula.

John Anzola

Agosto 2017.

Deja un comentario