Hacia una definición de educación.

En la tarea de definir la educación pueden ser muchos los resultados. Cada una de acuerdo al momento histórico o a la línea de pensamiento del momento. Dado que pienso que este no es el espacio para resumir todas ellas, me permito a modo personal sugerir dos maneras de definir la educación. Pienso que cada una de ellas evidencia una visión del mundo, del estudiante, del profesor y del conocimiento. 


Por un lado se puede definir la educación como traspaso. Esta visión de la educación, pienso, colinda con la definición etimológica de la palabra: conducir, extraer, avanzar, elevar, nutrir, y otras (Altarejos 2000). Esta definición implica un rol activo por parte de un profesor, o institución, y un rol pasivo por parte del estudiante. Indica un sentido unidireccional en donde el conocimiento pasa de un lado a otro. 
Por otro lado se puede definir educación como intercambio. Aunque hablando de la comunicación como intercambio Altarejos (2000) dice que es incompleta, cuando se entiende la educación como un intercambio se le da un papel protagónico al estudiante en donde la participación de éste cobra gran importancia en el proceso. La educación es un proceso en el que varios elementos tienen parte activa: docente, estudiante, información, canal, código utilizado, etc. Así entendida la educación se convierte en un proceso participativo y constructivo en donde todos aprenden de todos. 
Aguirre (2000) afirma que los modelos atenienses y espartanos en la antigua Grecia han pasado de tiempo en tiempo hasta nuestros días. El modelo ateniense se caracterizó por ser un modelo libre, variable, en donde el estudiante decidía en gran medida lo que deseaba aprender. El modelo espartano, todo lo contrario: un modelo rígido, impuesto, frío, fijo. Con los años estos modelos han cambiado de nombre, pero pareciera que sus prácticas se mantienen. 
Para terminar. Freire (1965) dice que la educación es “praxis, reflexión y acción del hombre sobre el mundo para transformarlo”. En mi interpretación, creo que esta definición se acerca más a un modelo en donde cabemos todos, en donde todos aprendemos de todos, y de todo. 
La línea de acción, la línea de pensamiento, en últimas, se convierte en línea filosófica sobre la educación. Visiones del mundo, Preguntas, respuestas, e interpretaciones de los que nos rodea. 
John Anzola
20 de agosto de 2014

Deja un comentario