Los docentes, un ejemplo de Comunidad de Práctica.

Para ver por medio de ejemplos lo que es empresa conjunta, compromiso mutuo, y repertorio compartido dentro del contexto de Comunidades de Prácticas es indispensable iniciar con la definición de Comunidades de Prácticas presentada por Wenger.

Una Comunidad de Práctica “grupo de personas que comparten un interés, un conjunto de problemas, o una pasión sobre un tema, y quienes profundizan su conocimiento y experiencia en el área a través de una interacción continua que fortalece sus relaciones”1.
 
Para que una Comunidad de Práctica tenga coherencia requiere de tres dimensiones precisas:

Compromiso mutuo:
Una Comunidad de práctica que está cohesionada mediante el compromiso mutuo son los docentes de un colegio. En principio son personas de diferentes partes del país, con diferentes costumbres culturales, con formas de ver la vida diferentes, que llegan al colegio, muchos, sin conocer a nadie.

Con el tiempo se establecen unos lazos de compromiso con el grupo de compañeros y con la institución. Al pasar los años se genera un sentimiento de compromiso hacia el colegio, hacia los estudiantes, los padres de familia y hacia los compañeros que motiva al docente a realizar acciones que van mucho más allá de su contrato u obligación laboral.

Un grupo de docentes experimenta el compromiso mutuo cuando una idea tiene futuro, cuando una propuesta tiene ejecución, cuando la institución que nos rodea se convierte en una parte no laboral sino personal.

Empresa conjunta:
En este mimo orden de ideas el grupo de docentes de un colegio puede ser ejemplo de empresa conjunta. Sus relaciones de trabajo están basadas en la colectividad y en la negociación. Aunque cada uno de ellos difiere a su compañero existe un común denominador que los reúne a trabajar por un bien común, que beneficia a la mayoría.

La negociación está presente en las prácticas laborales de los docentes, se toma participación de decisiones que afectan a la mayoría, hay espacio para el dialogo, para el debate, todo esto en sus justas proporciones. Sería tan negativo consultar todas las decisiones como generar un ambiente dictatorial.

Las condiciones de trabajo, los recursos para desarrollar labores académicas y las exigencias diarias con acordadas con los demás integrantes del equipo con el fin de hacer de dicho grupo una comunidad, con muchos aspectos en común.

Así es la oportunidad de negociación lo que permite que cada uno de los miembros del equipo tenga un compromiso mutuo, y que exista un régimen para dicho compromiso. Los docentes, históricamente, se han caracterizado compartir y participar con responsabilidad en tareas titánicas, solo por el bien de sus estudiantes. Son los docentes ejemplo de empresa conjunta.

Repertorio compartido:
Las comunidades de práctica se dan con el tiempo, es este elemento el que permite que los integrantes de dicho equipo compartan una serie de símbolos, palabras, movimientos, gestos, etc. son un significado específico.

Para este elemento los docentes también son un buen ejemplo. A lo largo del trabajo académico el docente comienza a construir una serie de diccionarios con significados especiales para referirse a ciertas circunstancias. En otras palabras, se construye una serie de jerga comunicativa compartida y común para todos.

Con el paso de los años historias y anécdotas toman significados especiales. El significado de las palabras son ambiguas, las formas de comunicación son poli semánticas, y adaptables solo para dicho contexto.

En resumen, un equipo de docentes de una institución educativa puede ser un ejemplo de lo que es una Comunidad de Práctica. El día a día les lleva a compartir su trabajo y a conformar una comunidad que busca unos objetivos, bajo unos acuerdos, con una metodología establecida.

John Anzola
Docente.

Deja un comentario