Retos y Oportunidades de la aplicación de las TIC


Creo que un problema está en que muchas IES entienden como incorporación de las TIC la compra de salas de sistemas y de redes WIFI. Parece ser que han hecho de las TIC la finalidad y no el medio. Un reto que tienen las IE superior, básica y media, es la construcción colectiva de un modelo de aprendizaje mediado por las TIC. Nos estamos quedando en correos electrónicos y en chat. Es necesario dar un paso más adelante y hacer uso real y productivo de las TIC con el fin de producir conocimiento. 
Mi experiencia con las TIC en el aula, de básica, me ha generado ciertas preguntas: ¿Cómo lograr la construcción de conocimiento mediante las TIC y superar la acción de pasar datos de una pantalla al cuaderno? Dice el profesor Cabero: “El comportamiento de los alumnos en entorno virtuales consiste en imprimir ficheros y memorizar información, igual que los haría con los medios impresos”. 
Creo que otro reto hace referencia a la capacidad de enseñar para que el estudiante aprenda a aprender. Nuestros estudiantes hacen mal uso de las TIC porque no les hemos enseñado a hacerlo de otra manera. Como docentes requerimos capacitación. ¿Cuántos docentes no utilizan las TIC como copia de conocimiento para sus clases? Es decir, no hay construcción de conocimiento mediante las TIC. Si los docentes no lo hacemos, menos lo harán nuestros estudiantes. 
El sistema educativo tiene el reto de capacitar a docente y estudiantes en la adquisición de conocimiento mediante el uso de TIC, lo que el profesor Cabero llama alfabetización tecnológica para saber usar estas tecnologías. 
De esta manera veo dos retos imprescindibles. Por un lado, el uso de las TIC como un medio, el fin es el conocimiento y la construcción de este; por otro lado, la implementación de un modelo de aprendizaje claro y funcional. 
Hace algunos años tuve la oportunidad de escuchar al presidente y dueño de una Fundación Universitaria que dice ser innovadora en la implementación de las TIC en el aula. En conclusión, decía él, el nuevo sistema comprado por la universidad podría remplazar a los docentes. Era perfecto. Su perfección quedó en el discurso, después pudimos apreciar las grandes falencias que presentó, en particular porque no existía un modelo pedagógico, no tecnológico, claro y listo para ser aplicado.
John Anzola 

Deja un comentario